Olomouc at the top



Three years, three excellent awards by the world’s prestigious guidebook. Lonely Planet made a list of the most beautiful, yet lesser known tourist destinations. It wasn’t the hot springs of Iceland, Gibraltar Rocks, Odysseus' Ithaca or Luxemburg that ranked in first place but the historical center of Olomouc!

The mini guidebook, Secret Europe, presents tourists with fifty cities from different parts of Europe. The largest, world-renowned guidebook publisher attracts tourists to Olomouc by saying that “in terms of tourism Olomouc can be equated to an authentic restaurant which is your own, small, personal secret. The Main Square is amongst the most enchanting in the country. It is surrounded by historical buildings. It is adorned by the Holy Trinity Column listed as the UNESCO World Cultural and Natural Heritage. Magnificent churches, many of which host an exciting history, are scattered in the streets of the historical center. Explore the foundations of the ancient Olomouc castle in the Archdiocese Museum which is a must-see and then set out to one of the many pubs or mini-breweries”. In 2012, the publisher also awarded Olomouc by ranking it in the top ten most beautiful hidden treasures in Europe. One year later it was once again on the list of the recommended destinations in Moravia. “It’s beautiful as well as surprising for us. Lonely Planet is to tourist guidebooks what Michelin is to gastronomy. I perceive it as a win in the tourist Olympics,” responded Olomouc mayor, Martin Major, when he first heard of the award. “I am very pleased that the professional editor-in-chief of this publication truly appreciates the beauty of our city, its picturesque atmosphere and its uniqueness.

Apart from other things, Olomouc captivated them by the fact that it offers the same architectural treasures as Prague but without the crowds of tourists. It is definitely Olomouc’s advantage in comparison with our capital. However, despite repeated acclaim from the renowned guidebook, it may only be temporary”, mentioned the mayor, Major, with a smile. The deputy mayor, Jan Holpuch added, “I believe that this is an opportunity to introduce our beautiful city to many other tourists.” “I think that being awarded as a hidden treasure or undiscovered city will give Olomouc an even stronger stamp of attractiveness and will evoke more interest in potential visitors.”

Olomouc has been trying to advertise its beauty in a high-quality and systematic way. In the past years, this attempt has proved effective. Statistically as well as simply looking into the streets of the city center confirms that the number of tourists to Olomouc has truly increased. Olomouc is on the list of destinations offered by travel agencies as for example, one-day trips from Prague or as a part of the Vienna – Krakow route. “Greater advertising in cooperation with the agency CzechTourism certainly helped.

This agency gives Olomouc more space than before”, says Karin Vykydalová, head of the tourism department. “Acclaim from Lonely Planet obviously helps. Ideally, a visitor comes here based on the recommendation, is satisfied here and then recommends Olomouc to his friends back home”, adds Dušan Gavenda of the same department. Lonely Planet Secret Europe can be downloaded for free at: www.lonelyplanet.com/secret-europe.

Inicio / Los monumentos - Monumentos judíos /  Monumentos judíos de Olomouc / es ^
 

el Centro de la Información Turística

Informační centrum

i Horní námestí
en el soportal del Ayuntamiento
779 11 Olomouc

Horario: a diario 9:00–19:00
tel.: (+420) 585 513 385, 392
E-mail:

 

Mapa

Mapa města
 

Olomouc region Card

Olomouc Region Card

Olomouc region Card es una tarjeta de descuento turístico que permite visitar Olomouc ahorros significativos. Su compra para asegurarse de que descartarse por completo o entrada gratuita.

 
St 20. 09.

10°C
lluvia ligera
Čt 21. 09.

10°C
lluvia ligera
Pá 22. 09.

12°C
lluvia ligera

Monumentos judíos

sdílet

Monumentos judíos de Olomouc

Kameny zmizelých

Pierdas de los desaparecidos (Stolpersteine)

A Gunter Demnig, un artista alemán, se le ocurrió la idea de Stolpersteine en el año 1993/94 y en el año 1995 colocó primeras piedras en las calles de Colonia (Alemania), luego en Berlín y otras ciudades alemanas. Hasta el año 2012 colocó más de 30 mil piedras en cientos de ciudades europeas. El proyecto quiere sobre todo rendir homenaje a las víctimas del genocidio durante la 2ª Guerra Mundial. Stolpersteine son piedras conmemorativas de las víctimas de holocausto y se colocan enfrente de la casa de una persona que fue transportada al campo de concentración y asesinada allí. Los cubos son de hormigón, de tamaño 10 x 10 x 10 cm y llevan una placa de latón con la explicación. Los cubos colocados en el espacio público constantemente traen a la memoria el crimen de los nacis.
La ciudad estatutaria de Olomouc y la región de Olomouc patrocinan la colocación de las piedras. El acto se realiza una vez al año.

Olomouc, durante los siglos XIV hasta XVII la capital de Morava, hoy en día el centro político de la región Haná, cuenta con una historia conmovedora de la minoría judía.Se supone que la ciudad era uno de los núcleos más antiguos de la población judía en nuestro país.

 

Sin embargo, hay muy pocas fuentes históricas fiables que puedan ofrecernos una imagen completa. Uno de los pueblos cercanos al castillo (antes de la fundación de la ciudad) fue – aparte de los pueblos de San Miguel, San Blas y San Mauricio también una aldea judía. Según los yacimientos arqueológicos y testimonios escritos hay que situarla a la cuesta del norte de la Colina se San Miguel.

Los comerciantes y mercaderes judíos visitaban la población probablamente ya en el siglo XI. Cerca del año 1140 un viajero hebreo, Isaak ben Dorbolo, menciona la judería de Olomouc en su obra (llamando la población Almijz u Olmijz). Entre  1239–1246 fue fundada la ciudad real de Olomouc, uniendo las aldeas existentes. Según el decreto del rey Rodolfo I de Habsburgo tenían que pagar costes de la fundación e impuestos también los judíos residentes en Olomouc. En 1311 los judíos olomucenses dieron la bienvenida al rey checo Juan I de Luxemburgo que pasaba la ciudad. Otra fuente que se conservó es un registro judío –un libro de préstamos, ecrito en latín entre años 1413–1420. También conocemos el nombre del alcalde de la judería del año 1445, un tal Mikuláš el Botiquero.

Los años dorados acabaron muy pronto: influído por un sermón del monje franciscano San Juan de Capistrano, el rey Ladislao V el Póstumo emitió el 22 de julio de 1454 un decreto, explusando a los judíos de Olomouc y Uničov y donando sus casas, la sinágoga y el cementerio a los ciudadanos cristianos. Los judíos fueron obligados a abandonar la ciudad hasta el 11 de noviembre y los ciudadanos tuvieron que pagar un impuesto judío. Los judíos expulsados se refugiaron en ciudades cercanas: Prostějov, Tovačov, Přerov, Lipník nad Bečvou y Úsov y a esta fecha se remonta el principio de sus juderías. Durante los siguientes cuatro siglos les fue prohibida la estancia en Olomouc, la ciudad real y después la ciudad-fortaleza. Se les permitía vivir en las afueras, sobre todo en el barrio Bělidla, donde existía entre los años 1792 y 1861 un comedor público y en el siglo XIX un oratorio privado, El año revolucionario de 1848 acabó con los anacromismos medievales y los habitantes judíos adquirieron plenos derechos incluído el del movimiemto libre. Los judíos empezaron a mudarse de los pequeños pueblos a las ciudades más grandes que ofrecían mejores condiciones económicas. En 1865 fue fundada una congregación religiosa que se convirtió en una comunidad autónoma en 1892. En 1897 se celebró en Olomouc  el primer encuentro sionista en el Imperio Austriaco que inauguró Theodor Herzl. Las organizaciones humanitarias y varias asociaciones judías participaron en la vida cultural y política de la ciudad. Durante la Primera Guerra Mundial la ciudad llegó a ser un refugio de cientos de fugitivos de Galitzia.

Los años trágicos de la ocupación nazi acabaron con el florecimiento de la comunidad judía. Los ciudadanos de origen judío iban perdiendo sus derechos y propiedades, según las leyes de Nürnberg. El número total de 3.498 habitantes fue transportado en cinco transportes primero al campo de concentración de Terezín y luego a los campos de concentración en Polonia para ser ejecutados. Durante el festivo primaveral Yom HaShoah se celebra en la sala del nuevo cementerio judío de Neředín una ceremonia conmemorativa de las víctimas de holocausto.

Los ciudadanos judíos que sobrevivieron la guerra renovaron la comunidad religiosa en 1945. El numero de los miembros iba disminuyendo hasta que en 1962 la comunidad se convirtiera en tan sólo congregación synagogal, pertenciente a Ostrava. Con el cambio del régimen en 1989 la vida cultural de Olomouc reanimó y  el 1 de abril de 1991 fue renovada la comunidad religiosa autónoma para las regiones de Olomouc, Šumperk, Jeseník, Bruntál y Přerov.