Olomouc at the top



Three years, three excellent awards by the world’s prestigious guidebook. Lonely Planet made a list of the most beautiful, yet lesser known tourist destinations. It wasn’t the hot springs of Iceland, Gibraltar Rocks, Odysseus' Ithaca or Luxemburg that ranked in first place but the historical center of Olomouc!

The mini guidebook, Secret Europe, presents tourists with fifty cities from different parts of Europe. The largest, world-renowned guidebook publisher attracts tourists to Olomouc by saying that “in terms of tourism Olomouc can be equated to an authentic restaurant which is your own, small, personal secret. The Main Square is amongst the most enchanting in the country. It is surrounded by historical buildings. It is adorned by the Holy Trinity Column listed as the UNESCO World Cultural and Natural Heritage. Magnificent churches, many of which host an exciting history, are scattered in the streets of the historical center. Explore the foundations of the ancient Olomouc castle in the Archdiocese Museum which is a must-see and then set out to one of the many pubs or mini-breweries”. In 2012, the publisher also awarded Olomouc by ranking it in the top ten most beautiful hidden treasures in Europe. One year later it was once again on the list of the recommended destinations in Moravia. “It’s beautiful as well as surprising for us. Lonely Planet is to tourist guidebooks what Michelin is to gastronomy. I perceive it as a win in the tourist Olympics,” responded Olomouc mayor, Martin Major, when he first heard of the award. “I am very pleased that the professional editor-in-chief of this publication truly appreciates the beauty of our city, its picturesque atmosphere and its uniqueness.

Apart from other things, Olomouc captivated them by the fact that it offers the same architectural treasures as Prague but without the crowds of tourists. It is definitely Olomouc’s advantage in comparison with our capital. However, despite repeated acclaim from the renowned guidebook, it may only be temporary”, mentioned the mayor, Major, with a smile. The deputy mayor, Jan Holpuch added, “I believe that this is an opportunity to introduce our beautiful city to many other tourists.” “I think that being awarded as a hidden treasure or undiscovered city will give Olomouc an even stronger stamp of attractiveness and will evoke more interest in potential visitors.”

Olomouc has been trying to advertise its beauty in a high-quality and systematic way. In the past years, this attempt has proved effective. Statistically as well as simply looking into the streets of the city center confirms that the number of tourists to Olomouc has truly increased. Olomouc is on the list of destinations offered by travel agencies as for example, one-day trips from Prague or as a part of the Vienna – Krakow route. “Greater advertising in cooperation with the agency CzechTourism certainly helped.

This agency gives Olomouc more space than before”, says Karin Vykydalová, head of the tourism department. “Acclaim from Lonely Planet obviously helps. Ideally, a visitor comes here based on the recommendation, is satisfied here and then recommends Olomouc to his friends back home”, adds Dušan Gavenda of the same department. Lonely Planet Secret Europe can be downloaded for free at: www.lonelyplanet.com/secret-europe.

 

el Centro de la Información Turística

Informační centrum

i Horní námestí
en el soportal del Ayuntamiento
779 11 Olomouc

Horario: a diario 9:00–19:00
tel.: (+420) 585 513 385, 392
E-mail:

 

Mapa

Mapa města
 

Olomouc region Card

Olomouc Region Card

Olomouc region Card es una tarjeta de descuento turístico que permite visitar Olomouc ahorros significativos. Su compra para asegurarse de que descartarse por completo o entrada gratuita.

 
Ne 15. 09.

20°C
cielo claro
Po 16. 09.

19°C
nubes

Parques de Olomouc

Invernaderos

sdílet
Invernaderos

Wolkerova 17, 771 11, Olomouc

Telefon: (+420) 585 726 111

E-mail: info@flora-ol.cz

Web: http://www.flora-ol.cz

Otevřeno:

February, November: 9:30 - 16:00 (only at weekends)

March: 9:30 - 16:00 (daily except Monday)

April - October: 9:30 - 18:00 (daily except Monday)

Los invernaderos que forman parte del recinto ferial son unos de los más grandes de la República Checa. Pueden visitar un invernadero de palmeras, uno con los cactus, otro que guarda la colección de las plantas tropicales y finalmente uno con flora subtropical. Los invernaderos están abiertos al público a lo largo de todo el año, excepto los meses de invierno.

El invernadero de palmeras

El invernadero más antiguo y más grande, una joya del recinto ferial. Fue construido en el parque Smetanovy sady en los años 1927–1930. Su tamaño – 72,5 m de largo, 20 m de ancho y 12 m de altura – hace de esta instalación una de las más grandes de la República Checa. En el área de 1500 m2 pueden admirar, entre otras plantas, 70 ejemplares de diferentes especies de palmeras,algunas de ellas de más de cien años de edad (replantadas de otros invernaderos de varios palacios de Morava y del antiguo invernadero de 1886). Las más robustas son las palmeras canarias (Phoenix canariensis). En el centro del invernadero se halla un grupo único de las palmeras Trachycarpus excelsa de Asia Oriental. De otras especies únicas podemos mencionar Livistona australis, conocida comúnmente como la Palma col o la palma de betel (Areca catechu) con el tronco liso. Los palmitos (Chamaerops humilis y Chamaerops excelsa) de origen mediterráneo forman densos grupos de poca altura. Una pequeña palmera con tallos delgados como los de bambú es Chamaedorea elegans, la palmera de salón, originaria de México. Otra especie interesante es latania (Latania verschaffelti) de las islas Mascareñas, una palmera de tronco robusto, parecida a Washingtonia filifera, originaria de California. La zona del Pacífico la representan palmeras de la especie Howea belmoreana.

Otras plantas de gran interés de nuestra colección son las de la familia de las cicadáceas (Cycadacae), con aspecto similar a las palmeras, aunque se trata de una familia diferente y mucho más antigua. Cycas revoluta y Cycas circinalis del Sudeste Asiático contienen en la médula de los troncos almidón conocido como sagú. Unas plantas con aspecto de árbol, con hojas de varios metros, cyua base parece un tronco, son plátanos Musa paradisiaca. Las flores de las strelitzias, familiares sudafricanos de los plátanos, llaman la atención por su forma extravagante de pico. En el invernadero florecen hibiscos y por las columnas trepan buganvillas, enredaderas de colores vivos. No faltan ejemplares de higueras, cítricos – limoneros y naranjos y araucarias Araucaria excelsa, “árbolitos de suerte”.

En cuanto a las plantas, las más llamativas son Monstera deliciosa y una enredadera de varios metros, Asparagus falcatus. Hedychium gardnerianum tiene flores de color amarillo y de olor encantador. En la sombra debajo de los árboles se esconden diferentes especies de helechos. De las selvas de Vietnam proviene una liana robusta, Tetrastigma voinierianum, un familiar cercano de nuestra vid. En el invernadero se hallan también otros tipos de lianas: Stephanotis floribunda de flores blancas y aromáticas, diferentes especies de la familia Phillodendron y una higuera diminuta, Ficus pumila. El fondo está cubierto por una planta que tolera sombra, popular ya en los tiempos de nuestras abuelas que la llamaban “la suerte del hogar”, Aspidistra elatior.

En el departamento especial, dedicado a las orquídeas, florecen diferentes tipos terrestres y epífitas: por ejemplo Paphiopedillum, Phalaenopsis, Odontoglossum, Cattleya, Brassia, Gongora, Vanda. La fauna exótica – aves, peces, anfibios y arañas – completa la riqueza de las exposiciones. En colaboración con la Asociación checa de los criadores fueron creados aviarios con pájaros subtropicales y tropicales y una exposición única de acuarios. . Gracias a esto el invernadero nunca se queda en silencio: con su canto lo alegran pájaros de la familia de los fringílidos (sobre todo ejemplares de capuchino arrocero de Java y el diamante mandarín de Australia). Loros y múltiples peces en los acuarios avivan el espacio con sus colores vivos, atrayendo las miradas de los niños.

A principios de 2003 apareció en el “palmario“, como llaman el invernadero los visitantes, un acuaterrario que recuerda un paisaje amazónico.Su primer habitante llegó a ser un crío del caimán de anteojos. Su padrino, el actor olomucense František Řehák, lo bautizó con el nombre “Fany” durante la inauguración de la Feria internacional FLORA OLOMOUC 2003. El público español puede conocer al actor František Řehák por las películas de Jiří Menzel (por ejemplo Alondras en el alambre).

El invernadero de cactus

El invernadero de cactus, junto con el de palmeras, fue creado en los 60. Su colección contiene unos 3 mil ejemplares de cactus y plantas suculentas de más de 700 especies, variedades y formas. Pueden ver los cactus de América, áloe y euphorbia de África o los cactus de colores de Japón. La colección está dividida según los criterios de evolución: primero encontraremos las plantas suculentas, luego los representantes de la subfamilia de Cereoideae, en formas de columnas y barriles. Siguen las especies del género Mamillaria que florecen con pequeñas flores y los „caballeros armados“ del género Ferocactus con fuertes espinas de colores.

La más preciosa es la colección del género Astrophytum. Los ejemplares más grandes tienen más de 70 años de edad. Se cuenta que algunos provienen de la colección de Alberto Vojtěch Frič, un botánico, explorador y etnógrafo checo, famoso en toda Europa como „cazador de cactus“. La parte central del invernadero pertenece a los cactus en forma de columnas de diferentes colores de espinas, flores y frutos. En su país de origen alcanzan la altura de 15 hasta 25 metros. Incluso en los invernaderos crecen muy rápido y hay que rejuvenecerlos cada año. Los cactus Echinocactus grusonii, cubiertos con espinas de color amarillento, parecen gigantescos taburetes. Cylindroopuntia tunicata tiene grandes espinas con ganchos que pueden causar heridas muy dolorosas. No faltan los famosos “abuelos”, Cephalocereus senilis – cactus en forma de columna, cubiertos por blancas barbas. Hace más de 130 años, Benedict Roezl, otro famoso viajero y coleccionista checo, trajo sus semillas de su región de origen – Barranco venados en México.Las plantas robustas florecen de noche y pertenecen al género Trichocereus. El más bonito de ellos, parecido un arma, es Trichocereus chilensis, otra vez traído por B. Roezl.

El género más grande de la colección es Brasiliopuntia bahiensis, un cactus con el tronco con espinas impresionantes. Otro punto de interés se halla justo detrás de la entrada: un cactus trepador, “la reina de la noche”, Selenicereus grandiflorus.Florece sólo una noche al año y sus flores son unas de las más grandes y bellas. Igual de bellas y grandes, aunque malolientes, son las flores de Stapelia en la parte delantera del invernadero. La planta suculenta Crassula falcata florece en otoño con unas flores de color rojo. De otras plantas suculentas podemos mencionar por ejemplo las especies más bajas de Agave. Esta planta florece sólo una vez, emitiendo un largo tallo con numerosos grupos de flores y muere tras desarrollar el fruto. En México hacen de las fibras de su hoja cuerdas y tejidos. Las hojas sirven además para la elaboración de pulque: cerveza de los indígenas. Otro grupo interesante es la familia de las aizoáceas (Mesembryanthemaceae). A este grupo pertenecen tanto las plantas subarbustivas con hojas, como las suculentas llamadas “piedras vivas” que parecen cantos de granito o caliza. Sus flores vistosas de colores se abren sólo al sol de mediodía.

La colección se cierra con el representante más primitivo de los cactus - Pereskia aculeata, de subfamilia de Pereskioideae, que todavía tiene grandes hojas y flores simples en racimos.

Invernadero tropical

Este invernadero es un caleidoscopio de plantas de diferentes colores, formas, tamaños y una riqueza increíble de flores. En cinco piscinas que comunican una con otra florecen nenúfares tropicales. Los visitantes admiran sobre todo el más grande, Victoria regia, con enormes hojas flotantes. Fue descubierta por un checo, Tadeáš Haenke, en uno de los afluentes de Amazonas en 1801.

El grupo más numeroso del invernadero es la familia Bromeliaceae, plantas que son capaces de lucir sus flores de colores incluso varios meses seguidos. Los géneros más importantes son Aechmea, Billbergia, Guzmania, Neoregelia, Nidularium y Vriesea. No falta Tillandsia, popularmente conocida sobre todo por la especie T. cyanea de flores azules. La colección incluye también la forma original y variedades del género Ananas comosus, conocido por su fruto – la piña.

Entre otros géneros se pueden ver la drácena (Dracaena) o Heliconia psittacorum, una planta sudamericana, familiar de los plátanos. Jasminum sambac, un arbusto trepador de la India Oriental, llama la atención por su olor aromático. Sus flores se suelen añadir al té. Entre numerosas lianas destaca Alamada neriifolia, una especie de la India con flores amarillas o Passiflora alata con flores parecidas a anémonas del mar y deliciosos frutos de tamaño de un huevo de ganso. No podemos olvidarnos de Clerodendron thompsonae de flores vistosas. En primavera luce sus flores colgantes de color rosa un arbusto originario de las Islas Filipinas, Medinilla magnifica. La colección cuenta también con el enano entre los plátanos, Musa nana, del Sudeste de Asia, planta con frutos deliciosos. En cuanto a las hierbas, los representantes más llamativos son varios ejemplares de grandes hojas de la familia de los aros – Alocasia macrorrhiza y Xanthosoma violaceum de color violeta oscuro.

Invernadero subtropical

 

Originalmente diseñado como “el jardín israelí” suele ser denominado “el jardín de los cítricos” por la especie más característica de esta instalación. Los visitantes pueden admirar sobre todo plantas del Mediterráneo y Anatolia. No faltan mandarinos, limoneros y naranjos, hoy en día popularmente conocidos por todo el mundo, pero la colección ofrece mucho más, por ejemplo los cidros con la fruta de más de dos kilogramos llamada cidra , cuya piel se usa en preparaciones de repostería y como aromatizante por su fuerte contenido en aceites esenciales Las grandes hojas peludas pertenecen a kiwi - Actinidia chinensis. La flora mediterránea está representada por higuera (Ficus carica), olivo (Olea europea), laurel (Laurus nobilis) – una planta muy resistente, romero (Rosmarinus officinalis) que huele muy bien y funciona como un repelente o un arbusto grande de mirto (Myrtus communis) que se usa en nuestro país para decorar a los novios y convidados durante la boda.

Un árbol de flores de color escarlata es el granado (Punica granatum), mientras que el algarrobo (Ceratonia siliqua) da la fruta llamada algarroba de sabor dulce. La fruta seca se muele y se usa para preparar un sucedáneo del chocolate llamado carob. Las semillas son muy duras e iguales de peso, pro eso se usaban en el pasado para pesar (1 semilla = 1 quilate).

Diospyros kaki, el caqui,es una especie arbórea de la familia de las Ebenáceas, originario de Asia. Su fruto, parecido al de un tomate, llamado el caqui o pérsimo, es una baya comestible de sabor muy dulce que se usa para hacer mermeladas y purés. Detrás de la piscina crece un tamarillo (Cyphomandra betacea), un arbusto con grandes hojas. El fruto es una baya alargada de color rojo o anaranjado. El camino de salida del invernadero está decorado por los guyabos, “los árboles de fresa” con frutos negros que saben y huelen a fresas, por camellias, helechos, cultivares de bambú enano y un limonero Citrus “Meyeri“.

 

 

 

 


GALERÍA DE FOTOS:

InvernaderosInvernaderosInvernaderos